Modelos de procesos – Una herramienta para gestión de proyectos.

From wikipedia 
under Creative Commons Attribution-ShareAlike License

El uso de modelos de procesos en proyectos es una técnica que ha sido ampliamente utilizada a lo largo de los años.

De manera muy general consiste en la utilización de una notación, ya sea gráfica o textual, que nos permita describir alguno de los procesos que se ejecutan a los largo del ciclo de vida de un proyecto.

Este tipo de técnicas, útiles en distintas áreas de conocimientos, pueden ser aplicadas dentro del mundo de la gestión de proyectos. Algunas de estas aplicaciones son las siguientes:

  • Mejora de la comunicación con el cliente y de la captura de requisitos. El uso de una notación gráfica que sea simple y expresiva facilita enormemente la comunicación. “A veces una imagen vale más que mil palabras”, este es un dicho popular que se convierte en realidad cuando para describir un proceso complejo (por ejemplo la gestión de un pedido) utilizamos una imagen en vez de 3 o 4 folios de descripciones de cada uno de los pasos a realizar.
  • Facilita el análisis de los proyectos y su planificación. En multitud de ocasiones es difícil realizar tareas (sobre todo si no disponemos de datos históricos) como la estimación de plazos y costes de determinadas fases. Si la notación utilizada para describir esas actividades y procesos es una notación formal puede ser utilizada por simuladores para evaluar dichos procesos y descubrir los posibles cuellos de botella del proyecto.
  • Facilita el desarrollo de los mismos. El hecho de que podamos describir procesos gráfica y formalmente, mediante una especificación estándar, nos va a permitir automatizar ciertas actividades, sobre todo si estamos hablando de desarrollar productos software. Es lo que en el mundo del software se llama Process Driven Development y Model Driven Development.
  • Mejorar el control del proyecto. Si el desarrollo del proyecto ha sido modelado previamente mediante alguna notación y, basándonos en dicho modelo y en información adicional que recojamos mediante el uso de una aplicación, es mucho más fácil e inmediato que el director del proyecto tenga una visión global de cuál es el estado actual del mismo.

Algunos ejemplos de notaciones: BPMN,BPEL, Diagramas de Actividad de UML, SPEM etc…

Algunas herramientas interesantes al respecto: Bonita Soft, TIBCO, EPF.

Post realizado dentro del Master Executive de Dirección de Empresas Tecnológicas e Industriales de EOI (Escuela de Organización Industrial) #mintecon